Translate

domingo, 10 de septiembre de 2017

El principio del Fin.

Hace ocho años en la revista Poder y Negocios se público un artículo denominado "El principio del fin" interesante artículo donde se describió la situación por la cual pasaban tres empresas trasnacionales que tenían operaciones en Venezuela en ese momento.

Las empresas que se consideraron en el análisis fueron CEMEX,  COCA COLA FEMSA Y GRUMA empresas con grandes operaciones en Venezuela; CEMEX era dueña de tres plantas de cemento con una producción para la época de 4.6 millones de toneladas por año, con 33 plantas de concreto y 13 centros de distribución,  cuatro terminales marítimos y donde se empleaban 3000 personas de forma directa , COCA COLA FEMSA dueña de cuatro plantas embotelladoras y treinta y dos centros de distribución y GRUMA operaba cuatro plantas de harina de maíz, cuatro de harina de trigo, una planta procesadora de arroz y dos plantas productoras de avena y condimentos donde se empleaban 1500 personas.

Han transcurrido ocho años y queremos evaluar que ha sucedido. Intentaremos determinar si las expropiaciones fueron beneficiosas para  la población de Venezuela.

CEMEX Venezuela fue la primera empresa expropiada, la empresa solicito 1,300 millones de dólares por la expropiación de sus activos en Venezuela en 2008. Sin embargo, al no lograr un acuerdo, la cementera mexicana recurrió al arbitraje internacional en 2008, en el que buscaba obtener entre 1,100 y 1,300 millones de dólares.  Finalmente, se acordaron US$600 millones como compensación por la nacionalización de CEMEX Venezuela, S.A.C.A. (“CEMEX Venezuela”). Adicionalmente, el acuerdo contemplo la cancelación de US$154 millones en cuentas por pagar de subsidiarias.

Según algunos analistas en reportaje publicado por www.informador.com.mx la empresa tenía un costo entre 200 a 400 millones de dólares,  es decir se pago un sobreprecio de 200 millones de dólares. En la actualidad la empresa  paso a ser parte de la corporación venezolana de cementos en donde sus plantas  no llegan a producir 1.5 millones de toneladas /año (el tiempo.com.ve).

El 12 de mayo de 2010 publican el decreto de expropiación 7394 donde se anuncia la adquisición forzosa de las plantas de GRUMA,  Mónaca y Demaseca.

En enero de 2013 GRUMA pierde el control financiero y la empresa desconsolida su información financiera de sus operaciones en Venezuela, La inversión neta indirecta de estas operaciones se había mantenido en el balance general del grupo como "Una inversión en Venezuela disponible para la Venta" sin embargo el rápido deterioro de las condiciones económicas del país es determinante para que toda la inversión hecha en Venezuela se lleve a un "write off" en otras palabras a pérdidas del ejercicio. (245,38 millones de dólares en activos fijos y 98,89 millones de dólares en cuentas por cobrar).

El 6 de junio de 2013 GRUMA introduce ante el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (CIADI) una solicitud de arbitraje. El tribunal que preside el procedimiento de arbitraje se constituyó en Enero de 2014. En octubre de 2015 el gobierno de Venezuela presentó una réplica.   El 25 de Julio de 2017  el Centro Internacional para el Arreglo de Diferencias Relativas a Inversiones (Ciadi) estableció que el Estado venezolano deberá cancelar 489,9 millones de dólares a las subsidiarias españolas de Gruma, Valores Mundiales y Consorcio Andino.

Estimamos que se esta cancelando un sobreprecio de un 40% sobre los activos de la empresa en Venezuela.  

En cuanto a las operaciones de las empresas estimamos que de una producción de 500.000 Tn/año la empresa en los actuales momentos no llega al 50% de lo que inicialmente se manejaba. Teniendo que importarse harinas de turquia, Mexico  y otros países para mantener
una presencia muy moderada de sus productos en el mercado. ( Por no indicar que no se ven en tiendas, únicamente la harina demaseca en las cajas Clap)






Coca Cola FEMSA es la única empresa que no ha sido expropiada por autoridades Venezolanas.
  
En nuestra opinión se pagaron altos montos por la expropiación de las empresas, para convertirlas en entidades que no generan beneficio al país, se disminuyo la producción de manera significativa y se eliminaron puestos de trabajo tan importantes para la población.










No hay comentarios:

Publicar un comentario